martes, 16 de marzo de 2010

TU CUERPO DORMIDO

Mire su rostro dormido. Sus parpados cerrados, sus labios húmedos, una sinfonía de paz en brazos de morfeo.

Nada importaba, su conciencia volaba en otro mundo, imaginando ¿quien sabe que?
Su cuerpo se mostraba desnudo sobre la sabana. Con sumo cuidado deje deslizar mis dedos por la piel de su espalda. Dibuje caminos ondulantes que se perderían para no volver a ser dibujados jamás. Mis ojos miraban absortos cada rincón de aquel cuerpo desnudo, queriendo descubrir algún lugar nunca visitado.
Dicen que a veces el tiempo nos deja a un lado y cuando volvemos han pasado horas en vez de minutos. Cuando la miro dormida, el tiempo me echa a un lado.
Cerré los ojos, coji su mano y me deje llevar.

1 comentario:

ANITA dijo...

Que lindo texto Camio.
También tienes un lado poetico.
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...